“- Entonces, ¿está usted convencido de que no ha olvidado a Margarita?

  • – No sólo estoy convencido, sino que apostaría a que su deseo de cambiarla de tumba no es más que el deseo de volver a verla.
  • – ¿Qué quiere usted decir?
  • – Las primeras palabras que me dijo al venir al cementerio fueron: “Qué hacer para verla una vez más?”

(La dama de las camelias, Alejandro Dumas)

——————————————————-

Anuncios