“Flores, pero no flores; niebla pero no niebla; llegando a medianoche, marchando en día soledado; viniendo como sueños de primavera, no durando mucho; marchando como nubes al alba, quién sabe adónde”.

 

(Bai Yuyi, dinastía Tang)

Anuncios