Escena vista y pintada por Auguste Renoir  en 1876