Stephen Frears rodó en 1988 esta película basada en la novela Liaisons dangereurses de Pierre  Ambrois-Fraçois Chordelos de Laclos, que vivió en la Francia del Siglo de la Luces y de la Revolución.

 

 

Anuncios