::: La cibercepción es la ampliación del humano a través de lo que Ascott llama “la tecnología transpersonal”, que es la de la red, la del ciberespacio. Para este autor los límites entre natural y artificial hoy son irrelevantes.La concepción del espacio que de ello se deriva es una apuesta por la fusión de límites entre realidad virtual y física :::

extraído de Implicaciones filosóficas de la arquitectura de la cibercepción—–> leer en su totalidad

 

 

::: En el actual debate sobre lo tecnológico, encontramos con frecuencia lo virtual y lo real comparados y enfrentados en la tarea de dar forma al hecho de habitar, materia esencial de lo arquitectónico. La integración de ambos mundos constituye ya una de las claves para entender la arquitectura del próximo siglo, un camino basado en la utilización de lo virtual como herramienta crítica y poética para hablar de lo real, como instrumento que posibilita nuevas miradas sobre lo físico:::

entresacado de La piel capaz ———-> texto completo

 

 

 

Anuncios