El proceso de “recreación” de La Arquitectura de tus huesos permite ciertas dudas y también algunas libertades.

Miguel Angel Latorre ha preparado las anteriores contextualizaciones y ha dejado en el tintero un texto de contraposición al anterior poema de Miguel Hernández.  Un poema inevitable, fruto de la visita que el escritor realizó a la URSS en 1937, en plena Guerra Civil española. Un poema bruñido en la necesidad de creer en la posibilidad de un futuro armónico entre el hombre y la era de la industrialización, gracias a la filosofía social del comunismo. Hablábamos nosotros, Miguel Angel Latorre y Luisa Miñana, el otro día acerca de cómo no fue hasta después de la Segunda Guerra Mundial cuando todas las trampas de ambos sistemas socio-económicos enfrentados, el capitalismo y el comunismo soviético, quedaron al descubierto brutalmente. Surgió entonces el atrincheramiento de los dos bloques en que se dividió el mundo. Miguel Angel Latorre me decía que había elegido el texto de Hernández porque participa de la misma voluntad estética y social del constructivismo, que junto al suprematismo,  animaron las vanguardias de aquellos años veinte y treinta del siglo pasado, como la Bauhaus,  y algunos de cuyos hallazgos siguen insuperados. Pero también me dice Miguel Angel que nunca había estado de acuerdo con este texto de Hernández.

Dada esta aclaración que yo me permito añadir aquí, me he autorizado también a aportar dos contextualizaciones que enmarcan el momento en el que se escribe el texto del poeta español:

 

—>El estalinismo (mediados años 20-1953), según Wikipedia—-> leer

—>Tiempos Modernos, de Charles Chaplin (1936):

 

 

Anuncios